• Homepage
  • >
  • Regionales
  • >
  • Leila Kancepolsky y Claudia Turdo: dos artistas pertenecientes al Galpón de Diablomundo

Leila Kancepolsky y Claudia Turdo: dos artistas pertenecientes al Galpón de Diablomundo

  • La Maja
  • 8 mayo, 2016

El galpón de Diablomundo es un teatro de Temperley en el cual, en estos días, se están llevando a cabo el Ciclo UNI y el Ciclo Vesquevez. Dos ciclos, dos propuestas y modalidades diferentes, un abanico de artistas que proponen un acercamiento hacia el arte a través de diversos caminos.

En esta ocasión, tuvimos la oportunidad de entrevistar a dos grandes artistas que pertenecen al Galpón: Leila Kancepolsky y Claudia Turdo. Leila forma parte de UNI, el ciclo de diez unipersonales mayoritariamente de artistas de la región conurbano sur con invitados de CABA que comenzó el viernes 6 de Mayo y Claudia formó parte del ciclo Vesquevez que se llevó a cabo el día 7 de Mayo.

Ambas le contaron a fmlamaja.com sobre los ciclos que llevan a cabo, el adentramiento de cada una en el mundo del teatro y la historia y relación que tienen con el Galpón de Diablomundo.

Entrevistada: Claudia Turdo

Claudia, contanos un poco más de vos…

Mi nombre es Claudia Turdo y trabajo en teatro desde hace mucho tiempo. Me fascina lo que hago, no sabría que hacer si no hiciera esto que estoy haciendo. Soy clown pero amo la poesía, escribo. Junto con Quique Pagella, estamos para estrenar en un mes y medio un espectáculo que venimos trabajando hace un año y medio. Una dramaturgia propia y una búsqueda intensa.

¿Cuándo empezaste a meterte en el mundo del teatro?

Yo empecé a estudiar teatro cuando tenía 13 años. He tenido épocas en las que no estuve plenamente, tengo dos hijas, familia. Hay momentos en los que tuve que abocarme más a otra cosa que a esto. También tuve otros trabajos porque no me alcanzaba para vivir pero no era que yo hacia otros trabajos y después hacia teatro, sino que hacia teatro y después y otros trabajos. Nunca dejé de hacerlo, quizás hubo años en los que no pude estar cien por ciento pero siempre estuve ahí, es donde vibro, entonces me resulta muy difícil alejarme. Empecé a estudiar teatro con Claudia Eichenberg, que es hoy una de las fundadoras del teatro de las Nobles Bestias. En esa época ni siquiera existía ese teatro y cuando nos hemos reecontrado hace algunos años, no lo podemos creer. Somos muchos los que estamos en Zona Sur pero también nos conocemos mucho y  hay un laburo intenso que se está haciendo que es muy interesante. Tiempo después de estudiar con Claudia hice la EMAD (que en ese momento era la Escuela Municipal de Arte Dramático), una vez que terminé la escuela secundaria. Trabajé mucho en Capital ya que en aquel momento estaba esa cuestión de que si estudiabas y trabajabas allá, era un montón. Donde veía una posibilidad de meterme como iluminadora o formar parte de alguna manera, lo hacía. Después, en algún momento tuve un espacio propio llamado “Mu”, acá en Adrogué, donde organizábamos talleres y diferentes actividades pero organizábamos fundamentalmente eventos. Estuve durante muchos años coordinando un evento que se llamaba “fiestas lúdicas”. En ese espacio estuvimos trabajando un montón. Ahora ese lugar lo uso para ensayar, de vez en cuando vienen amigos pero no está funcionando. Ahora en el Galpón doy clases de clown, estoy con el VesqueVez y hay dos proyectos más en carpeta que son: la Varietemperley que es una varieté que saldrá de Diablomundo y va a estar arrancando muy prontamente. También estamos con otro espectáculo, que estamos haciendo con Quique Pagella, y va a estar acá en Julio.

¿Qué significa para vos el Galpón de Diablomundo?

El galpón tiene mucha historia. Yo vivía a dos cuadras de acá hasta hace unos años asi que era un lujo trabajar a dos cuadras de mi casa, de lo que me gustaba, con gente maravillosa. Yo entré en un época en que hacíamos un entrenamiento actoral cerrado, entrenábamos acá 3 veces por semana, seis horas cada uno de los encuentros, era muy intensivo. Sacamos de ese entrenamiento 2 espectáculos diferentes y estábamos montando un tercero que por diferentes cuestiones no se llevo a cabo. También teníamos una orquesta entre todos los integrantes, llevamos nuestro espectáculo de gira a Cordoba un verano, bueno cosas que marcan mucho en la vida y en el laburo. Y ahora vuelvo, en esta nueva etapa del Galpón en la que ha llegado la luz con la gente que lo está manejando, que son unos genios (sonríe), que hay subsidios pero también hay mucho que tiene que ver con “el pulmón”, con estar laburando por sostener lo que nos interesa que es: mostrar que hay otra forma de vida, que hay otra manera de encarar las cosas, que está bueno pensar en que hay otra forma que no tiene que ver solamente con el dinero, con el consumo, el poder, con el ser para afuera sino que tiene que ver con el “ser para adentro”. Tampoco hay nada para enseñarle a nadie, sino que estamos diciendo: “bueno, esto es lo que hacemos” y al que le llegue y le sirva para transformarse en algo o se quede un ratito pensando ya es un montón.

¿De que se trata el ciclco Vesquevez?

El ciclo Vesquevez es el tercer año consecutivo que lo hacemos. Es un ciclo que se da bimestralmente. Llega a haber cuatro por año porque arrancamos por ejemplo ahora que estamos en Mayo, después en Julio, Septiembre y fin de año. Somos cuatro los organizadores que nos juntamos desde diferentes disciplinas como para hacer una cosa más multidisciplinaria (desde el teatro, la comicidad, la danza y la música). Está Quique Pagella, Giselle Dana, que es una gran bailarina de Zona Sur y además es docente del Galpón. También está Guillermo Sniezyk que es músico, es un violinista fantástico y guitarrista. También estoy yo. Lo que hacemos siempre es un espectáculo nuevo cada vez, es la única vez que lo ves, de ahí viene el nombre. Fue un juego de palabras que se pensó para contar un poco de que se trataba. Por eso también lo hacemos cada dos meses ya que tiene toda una preparación que tiene que ver con estrenar cada dos meses algo nuevo. Siempre tenemos invitados para cada una de las fechas. Hemos tenido invitados de lujo otros años y  siempre de otras disciplinas. Suelen ser 5 o 6 números diferentes y por ser el primer vqv del año, en esta oportunidad decidimos hacerlo a la gorra. Es una forma de  que la gente pueda acercarse, mostrar que nos interesa mostrar el trabajo y saber lo que estamos haciendo. Hay mucha movida en el Galpón de Diablomundo y nos gusta que se puedan  acercar al lugar, que el dinero no sea un impedimento.

Entrevistada: Leila Kancepolsky

¿Cómo surgió el Galpón de Diablomundo?

El galpón está desde el año 1988. El grupo de fundadores de Diablomundo es: Carlos Uriona, Roberto Uriona, Perla Lobarzo, Miriam Gonazalez y acá desembarca en un principio con Marcelo Frasca que fueron los cinco que en un principio lo armaron acá. Después fue mutando y salió Frasca, entró Ariel Calvis y él, Carlos Uriona, Miriam Gonazalez y Perla son el grupo fundador del espacio, te estoy hablando del año ´88.

¿Qué representa este espacio para vos?

Yo llegué acá en el año 1994 que era cuando se empezó a armar la plaza de Temperley. Durante el año 94, 95 y 96, el grupo original de Diablomundo empezó a salir a la plaza porque decían que si el público no iba a la plaza, los artistas tenían que ir al público y se empezó a hacer un taller de malabares, de circo, murga, lanzallamas, zancos, percusión y teatro callejero que pasaban 400/500 personas por fin de semana, por domingo y el grupo estable de gente que se iba acercando en ese momento eramos como 40. Así llegué yo, desde el ´94. Mucha gente que está trabajando en este momento, muchos artistas de la zona que se formaron con Diablomundo, que fueron de esa parte y que después siguieron y gente que sigue viviendo de eso.

Contanos del ciclo UNI que están organizando acá en el Galpón de Diablomundo

El ciclo UNI vino a raíz un poco de una idea de Medellín, del teatro Matacandelas que fuimos invitados tanto Quique Pagella como yo en un festival que se hace en Enero. Fue el segundo año del Festival internacional de monólogos o unipersonales y bueno estuvimos en Enero en el teatro Matacandelas de Medellín y nos quedamos pensando. Empezamos a ver todos los artistas y toda la gente que tenemos cercana, incluido él y yo que estamos con un unipersonal y dijimos bueno, “juguemosnos” y convoquemos. Somos 10 artistas en escena, son 10 unipersonales y van a ser funciones por día (uno a las 21hs y uno a las 23hs).

¿Qué es un “unipersonal”?

Un unipersonal es una obra o espectáculo donde actúa una sola persona. Esa única persona puede representar muchos personajes o representar uno solo, contar una historia o abordarlo desde distintos lados. En UNI, todas son historias muy diferentes. Todos son unipersonales, son técnicas y formas distintas. A mí, lo que me pasó, fue que fui juntando material de cosas de toda mi vida, con Peter Pank quien es mi director y amigo desde que tengo 15 años. Empezamos a hacer la dramaturgia y a decir “bueno, tenemos esto que quiero transmitir; fue como decir: necesito sacarme esta locura que tengo encima. La vida es todo dramaturgia, saquemoslo”. Para mí fue un proceso de decir “wow”, fue transitar por lugares donde no había transitado en otros espectáculos. El estar solo en un escenario es una sensación muy especial. Estoy sola en camarines, salgo sola. Creo que es un lugar importante, afianzarse como actor y decir “bueno, me la banco, salgo sola”. Es un momento muy fuerte. La primera vez que a mí me pasó siempre estuve en dúos, tríos o grupos más grandes. La primera vez de estar sola en el camarin  y decir “ay, no tengo nadie a quien mirar”. Es recomendable un tiempo. Y tiene la ventaja de que no es lo que pasa en grupos grandes que siempre ensayar es un problema y salir a escena es un problema.

¿Cuándo te adentraste al teatro?

Yo había estado en teatro de mi colegio, con Catalina Sur un año, venía ya de otras experiencias teatrales y mucho de murgas y escenario. Después cuando empecé con ellos, con Diablomundo en la Plaza, seguimos, seguí con ellos acá en el Galpón. En el ´94 seguí mayormente con ellos y hasta hace un par de años fueron mis directores.

¿Qué podes contarnos del ciclo Vesquevez? ¿Es un espectáculo a la gorra?

Sí, el ciclo VesqueVez es a la gorra. El ciclo UNI no, ya que es una movida muy grande. Un “arriesgarse” muy grande en este momento complicado del país pero es lo que uno hace, lo que uno quiere, lo que uno pelea, lo que uno es y no pensamos dejar de hacerlo.

Tanto el ciclo UNI como el Vesquevez, ¿están dirigidos para cualquier tipo de público?

Sí. No son espectáculos para niños aunque no hay nada que no puedan ver ellos (muchas veces te responden cosas que te sorprenden realmente). Los dos son para todo público. En el VesqueVez y en el UNI hay mucha variedad: espectáculos de humor, de títeres, otros con objetos.

¿Qué tipo de actividades se realizan acá en Diablomundo?

Bueno, más allá de los espectáculos y ciclos, ahora va a empezar la Varietemperley que es una varieté que se va a hacer con gente de acá del teatro. Después hay talleres de danza, de yoga, de narración oral, de escritura, de tango, clown, teatro para adultos, iniciales y avanzados.

 

Previous «
Next »

Notice: WP_Query fue llamado con un argumento que está obsoleto desde la versión 3.1.0! caller_get_posts está obsoleto. Utiliza ignore_sticky_posts en su lugar. in /home/fmlamaj/domains/fmlamaja.com/public_html/wp-includes/functions.php on line 4657

Notice: WP_Query fue llamado con un argumento que está obsoleto desde la versión 3.1.0! caller_get_posts está obsoleto. Utiliza ignore_sticky_posts en su lugar. in /home/fmlamaj/domains/fmlamaja.com/public_html/wp-includes/functions.php on line 4657

Notice: WP_Query fue llamado con un argumento que está obsoleto desde la versión 3.1.0! caller_get_posts está obsoleto. Utiliza ignore_sticky_posts en su lugar. in /home/fmlamaj/domains/fmlamaja.com/public_html/wp-includes/functions.php on line 4657